Soluciones de empaque

En Empaques Tonalá©, nos gusta que bajes costos. Y si usas fleje de acero, es recomendable sustituirlo por fleje de Polyester.

El fleje de Polyester -PET- ha ganado margen de preferencia cada vez más al fleje de acero. Utilizado desde cargas ligeras; Tarimas de aluminio, botellas de PET, industria alimenticia, cargas pesadas como la del acero, ladrillos, mosaicos y por supuesto cargas medianas como la de la madera, mueblera, papel, cartón entre otros.

El fleje de PET ofrece características de resistencia similares a las del acero pero con ventajas como:

Alta Retención de tensión:

Todas las cargas se asientan al poco rato de ser empacadas, esto representa un problema para el fleje de acero debido a que su  retención de tensión es de prácticamente cero.

El fleje de PET no tiene este problema ya que gracias a su elasticidad de hasta 8% compensa este problema y le permite continuar cumpliendo con su función de sostener firmemente la carga.

 

Resistencia al impacto:

Durante el trayecto de una carga a su destino normalmente está expuesta a situaciones de manejo brusco, ya sea por un frenado repentino, movimientos inoportunos etc., cuando el fleje de acero se rompe es comúnmente causado por un choque a causa de un golpe durante el manejo o el traslado de la carga,  el fleje de acero tiene una resistencia muy limitada al impacto.  El fleje de PET tiene más del doble de resistencia al impacto.

 

Menor Peso:

En comparación con el fleje de acero, el fleje de PET pesa menos de la mitad. Esto se traduce en una reducción de fatiga del operador al tener que mover menos peso para maniobrar un rollo y un mejor y más seguro manejo.  Además un rollo de fleje de PET al ser más ligero metro por metro que un rollo de fleje de acero contiene más metros por rollo lo que disminuye la frecuencia de cambio de rollos traduciéndose en menores tiempos muertos y mayor productividad.

 

Resistencia al Medio Ambiente:

El fleje de PET no se ve afectado por las inclemencias del tiempo y el ambiente. El fleje de acero se oxida, lo que disminuye sus propiedades mecánicas y puede dañar el producto.

 

Reciclable:

El fleje de acero es muy difícil de reciclar así como de desechar, el fleje de PET no tiene este problema al ser fácil de reciclar y de desechar.

 

Seguridad:

El fleje de Pet no tiene esquinas o bordes filosos.  El fleje de acero produce un efecto “de látigo” al removerlo de la carga el cual es peligroso y causa diversos accidentes.

 

Económico:

El fleje de PET es más barato que el del acero.  Se pueden lograr ahorros desde un 15% al cambiar el fleje de acero por el de PET.  Además el PET no es un producto con cambios constantes en precios como lo es el acero por lo que nos permite en Empaques Tonalá© ofrecer un precio más estable.