Mito: Está película es muy delgada y no me sirve.

Realidad: Esta película aunque es de un calibre muy bajo no es tan delgada como podrías pensar. Nuestra película es calibre 30. Si tu usas una película manual calibre 60 podrías pensar que es exageradamente baja. Pero si tuvieras una máquina envolvedora y aplicaras la película con un 200% de estiramiento convertirías la película en calibre 26 de igual forma. Una máquina que aplicara la película con un 300% de estiramiento sería aún más baja llegando hasta un calibre 20. Y esto no es algo poco común. Cualquier empresa con máquinas con Pre Estirador está experimentando este efecto.

Mito: El kilo es muy caro. Yo compro más barato.

Realidad: Lo que te debe de importar es cuanto pagas por una tarima envuelta, no a cuánto compras el kilo de stretch. En casi todas las demostraciones que hacemos encontramos lo mismo: La empresa usa calibre entre 50 y 80 con fórmulas manuales de bajo rendimiento. Por ejemplo, se gastan 400 gramos de película al envolver una tarima. Normalmente podemos bajar este consumo con la Película Pre Estirada a menos de 180 gramos. Esto significaría que podrían pagar $7.95 pesos por tarima envuelta. Para que te conviniera seguir comprando material calibre 80 lo tendrías que comprar debajo de $19.90 pesos el kilo. Lo cual es imposible ya que no son ni los costos de la materia prima. En otras palabras, no compres kilos, compra rendimiento.

Mito: La Película Pre Estirada se rompe muy fácilmente.

Realidad: La Película Pre Estirada se rompe por una mala aplicación. De hecho, es un producto más resistente pero requiere una aplicación diferente. Al ser un producto que ya fue estirado se tiene que aplicar solo con la tensión suficiente para envolver la carga de forma segura, pero no se puede pretender que se estire. Es exactamente lo que ya no tenemos que hacer. Si, por ejemplo, la película tradicional la aplican con una fuerza de 10, la película pre estirada se tiene que aplicar con una fuerza de 3. Esto te lo va a agradecer la gente del almacén eventualmente ya que es mucho menos demandante físicamente de esta forma.

Mito: El rollo está muy feo.

Realidad: Quizá la Película Pre Estirada no ganaría un concurso de belleza, pero el embobinado de este producto tiene muchas ventajas. ¿Cuántos rollos se dañan en tu almacén porque se cayeron o se golpearon? Bueno, con la Película Pre Estirada esto no pasa. El mismo embobinado amortigua los golpes y evita daños en el rollo ya que absorbe los golpes.

Mito: La Película Pre Estirada ya no estira, entonces ya no sirve.

Realidad: Es precisamente lo que buscamos. Una película tradicional puede y debe de estirarse al menos un 100% para una carga segura y un buen rendimiento. La gente raramente la estira más de 30% y conforme pasan las horas del día esto puede llegar a bajar hasta 10% por el cansancio del personal. Con la Película Pre Estirada ya no te tienes que preocuparte de esto.

Mito: Mi tarima contiene material muy frágil. No sirve.

Realidad: Aun el calibre más grueso no va a proteger tu carga de golpes o malos manejos. Si tienes miedo de que tu tarima sufra este tipo de daños existen otros productos que te pueden ayudar como esquineros o cartón. La película stretch sirve para contener materiales sobre una tarima, proteger de polvo y hasta un poco de humedad. Pero no protege de golpes.